ARTÍCULOS /ARTICLES

ANESTESIA EN GRANDES RAZAS
Por D. Gaspar
Soler
Hospital Veterinario Marina Alta (Denia-Alicante)


Soy Veterinario ya desde hace 17 años y siempre me he dedicado a la clínica de pequeños animales, en todos sus aspectos y facetas. En los últimos siete años mi preocupación se ha centrado sobre todo en los temas de anestesia y analgesia. La verdad es que en el momento en que una persona empezó a dedicarse a la anestesia mientras otra se dedicaba a la cirugía, dimos un paso adelante en cuanto a calidad de quirófano se refiere.
Mi preocupación por estos temas ha ido en aumento y mi sensibilización se ha centrado mayoritariamente en procurar una buena analgesia durante las cirugías, lo que ha contribuido en la obtención de una gran estabilidad anestésica y sobre todo una muy buena recuperación postanestésica.

Hospital
Como Veterinarios de Clínica de Pequeños animales tenemos que estar preparados para anestesiar desde un gato o perro-toy hasta un Mastín o raza gigante, incluso aves, reptiles, etc, animales que cada vez abundan más en nuestras clínicas. Dentro de esta variedad de clientes-pacientes contamos en nuestro fichero de un Criadero de Filas Brasileiros que, para aquel que no los conozca, son perros molosos de aproximadamente 60-70 kg de peso cuando son adultos.
He de mencionar que me llamó muchísimo la atención cuando oí decir a uno de las personas responsables de dicho criadero, que había que tener mucho cuidado con la anestesia de esta raza pues, eran especialmente sensibles a la anestesia y que por este motivo algunos compañeros míos de profesión habían tenido consecuencias fatales al anestesiar a ejemplares de esta raza.
A parte de que llamara mi atención, llamó también mi curiosidad y empecé a buscar bibliografía sobre el tema. He de confesar que todavía no he encontrado un texto o libro científico sobre anestesia donde se indique que estas razas sean más sensibles que otras o que haya que tener un especial cuidado con ellos. También lo he comentado con otros compañeros anestesistas veterinarios para saber si ellos sabían algo del tema y todos me respondieron que nunca habían oído hablar de eso.

Quirófano

Desde mi punto de vista, cualquier animal que se vaya a anestesiar es especialmente sensible a la anestesia y siempre hay que llevar un especial cuidado sea quien sea el paciente que vayas a anestesiar. Mi opinión es que siempre que se vaya a anestesiar a un animal lo tenemos que tratar como un CASO INDIVIDUAL y aplicar nuestros conocimientos anestésicos a las peculiaridades del paciente que tenemos delante, sin pensar que es de una raza u otra, si es de una especie u otra, o si es para una cirugía u otra. Tenemos que adaptarnos al animal como individuo y aplicar protocolos anestésicos adecuados a sus patologías, sus deficiencias y evaluar en cada caso el RIESGO ANESTESICO de dicho paciente aplicando en consecuencia los fármacos anestésicos y analgésicos que más se adecuan a dicho paciente y/o a su enfermedad.

Desde un tiempo a esta parte he tenido que anestesiar individuos de esta raza por diferentes motivos como cesáreas, torsiones de estómago, cirugías de traumatología, distintas sedaciones y nunca han aparecido complicaciones que llamaran la atención. Se han anestesiado cachorros, adultos, hembras, machos, cirugías de larga duración, de corta duración, cirugías muy dolorosas, cirugías de alto riesgo, etc, sin aparecer complicaciones de manera constante, sino las propias de cada caso en particular.
Sí que es una constante durante todas las anestesias, que al ser pacientes de alto peso, su colocación sobre la mesa de cirugía en determinadas posiciones (decúbito dorsal, decúbito esternal por ej.) dificultan en mayor grado su facultad ventilatoria, pudiendo llegar a ventilar volúmenes de aire casi la mitad de lo que deberían ventilar.
Aparte de esto, también debemos procurar una muy buena analgesia adecuada a cada cirugía y he de comentar que el tema de la analgesia no es de los temas que más se dominen en Veterinaria. Desde luego que en nuestra profesión nos queda mucho que avanzar en cuanto a anestesia se refiere y avanzar sobre todo en temas como analgesia, monitorización, ventilación mecánica, etc, que desde mi manera de ver son los tres pilares que sostienen la base de una muy buena calidad anestésica.

Fijación

Dicho todo lo anterior, voy a terminar esta parte del texto con una de las frases que más me gustan en relación a la anestesia
"No existen fármacos anestésicos seguros, ni tampoco protocolos anestésicos seguros, tan solo existen anestesistas seguros".
A continuación vamos a describir algunos de los protocolos anestésicos que hemos utilizado en diferentes cirugías de mayor o menor riesgo, para que pueda ser de utilidad a alguno de mis colegas.

He de comentar que soy un apasionado de la anestesia inhalatoria y que siempre que puedo es la que utilizo, aunque también soy un defensor de la anestesia intravenosa (T.I.V.A.) y tan segura puede ser una como la otra, y tan peligrosa puede ser una como la otra. Desde mi opinión cualquier protocolo anestésico que utilicemos , ya sea inhalatorio como intravenoso debería de apoyarse en los cuatro pilares fundamentales de cualquier anestesia que son :

  • Administración de oxígeno.
  • Procurar una vía aérea permeable (intubación endotraqueal)
  • Procurar una o dos vías venosas permeables.
  • Administrar una adecuada analgesia relacionada con el grado de dolor que vayamos a proporcionar durante la cirugía.
Si mantenemos estos cuatro pilares durante cualquier anestesia, los riesgos se minimizan y si además los acompañamos de una buena monitorización, todo mejora bastante.


Intervención

Vamos a describir ahora con detalles los protocolos que más utilizamos cuando tenemos que anestesiar un Fila Brasileiro:

Dado el difícil manejo que manifiestan los individuos de esta raza por su carácter y algunas veces por su agresividad tenemos que optar por una premedicación vía intramuscular que proporcione una buena sedación para poder manejar después el animal con relativa facilidad. La premedicación que usamos nosotros es la combinación de Medetomidina (Domtor)a la dosis de 10-20 mcg/kg y Morfina a la dosis de 0,2 mg/kg mezclados en la misma jeringa y administrados por vía intramuscular. A los 15 minutos aproximadamente podemos realizar una manipulación del animal sin ningún riesgo. Ambos productos son eméticos así que deberíamos evitarlos en procedimientos donde el vómito fuera una complicación añadida. A los 30 minutos de la premedicación, realizamos una inducción a base de Propofol (3-4 mg/kg i.v.) o Tiopental (8 mg/kg i.v.en dilución 1/40). Después de la inducción conectamos el paciente a la máquina anestésica tras su intubación endotraqueal, administrándole oxígeno y el agente inhalatorio, que en nuestro caso es el Isoflurano a una concentración de 1-2% durante todo el mantenimiento anestésico.

Intentamos monitorizar al máximo a nuestro paciente con Pulsioximetría, Capnografía, Electrocardiografía, Presiones arteriales no invasivas y Temperatura.
Este es el protocolo que con mayor frecuencia utilizamos en nuestro Centro, ya que nos proporciona una gran estabilidad anestésica. La analgesia la completamos administrando un Aine en la premedicación, y si la morfina se nos quedara corta la completaríamos con administración de Fentanilo intraoperatorio.

Este protocolo lo variamos en caso de cesáreas, durante las cuales siempre usamos propofol en la inducción, y no usamos morfina, sino fentanilo en bolos intraoperatorios a dosis de 0,1 ml/kg i.v. cada 20 minutos.

También variamos este protocolo cuando nos encontramos ante un Síndrome de Dilatación-Torsión, durante el cual sustituimos la premedicación de Domtor-Morfina por el de Acepromacina (0,1 ml/10kg i.m.)-Dolantina (3,5-5mg/kg i.m.).

Sea cual sea el protocolo utilizado, los resultados son una buena estabilidad anestésica y sobre todo una rápida pero progresiva recuperación. Habría que prestar atención a la administración de una buena analgesia post-quirúrgica durante toda la recuperación.


Resultado de una buena anestesia


Espero que todo este texto sirva de ayuda a alguno de mis colegas para evitar complicaciones en futuras anestesias. A la vez me gustaría que si alguno de mis colegas utiliza otros protocolos que le vayan bien me los haga llegar. Para esto voy a dejar mi correo electrónico para que me mandéis sugerencias o dudas que podáis tener sobre todo lo que hemos expuesto.

Gaspar Soler Aracil
Hospital Veterinario Marina Alta
Denia (Alicante)
e-mail urgvet@infonegocio.com